X. Amuriza

En lo que a esta época se refiere, es preciso citar dos obras de este autor: Hil ala bizi (1973) y Oromenderrieta (1984). La primera trata sobre la represión que sufren el euskara, la cultura vasca y el mundo rural en el entorno de un militante abertzale. Está escrita en un lenguaje rico y preciso. La segunda analiza desde un punto de vista filosófico-sociológico las desigualdades sociales y propone modelos para superarlas. Lo hace a través de una narración simétrica, en la que, por medio de un discurso lógico y didáctico, construye la fantasía que pretende convertir en realidad.