Julio Urkijo

Nació en Deusto, en 1871, y murió en San Sebastián, en 1950. Hizo sus primeros estudios en el colegio de los jesuitas de Deusto y cursó la carrera de Derecho en Salamanca. La mayor parte de su vida residió entre Donibane Lohizune (San Juan de Luz) y San Sebastián. De familia carlista, en su juventud fue secretario del pretendiente Carlos VII. Fue diputado en las cortes de Madrid en dos ocasiones, en 1903 y en 1931; en esa última, elegido en la lista del Partido Tradicionalista e integrado en la Minoría Vasca, junto al PNV.

Bibliófilo empedernido, pasó buena parte de su vida en busca de libros antiguos y reunió una biblioteca espléndida, que hoy se conserva en el centro Koldo Mitxelena de la Diputación de Gipuzkoa. En 1905, encontró los manuscritos de Joanes Etxeberri de Sara en el convento de los franciscanos de Zarautz, que publicaría dos años más tarde. En 1907, creó la Revista Internacional de Estudios Vascos (RIEV), que proporcionó una sólida base a las investigaciones realizadas hasta entonces y que, en general, no se habían atenido al método científico. En RIEV colaboraron los escritores e investigadores más importantes de la época, tanto en euskara y castellano como en francés o alemán. El propio Urkijo publicó en la revista las obras de muchos clásicos, como Etxepare, Axular, Tartas, Sauguis, J.M. Zabala, Añibarro u Oihenart. En 1919, dio a conocer El refranero vasco. Los refranes de Garibay y, en 1925, Un juicio sujeto a revisión. Menéndez Pelayo y los Caballeritos de Azcoitia. La Revista Internacional de Estudios Vascos atesora numerosísimos artículos y notas bibliográficas de Urkijo.