Juan Antonio Mogel (1745-1804)

Nació en Eibar, en 1745, aunque, siendo aún muy joven, se trasladó con toda la familia a Markina, donde su padre, médico, había obtenido plaza. En 1778 se ordenó sacerdote y, desde 1778 hasta su muerte, en 1804, fue párroco de Markina.

Acogió en su casa a los religiosos del País Vasco continental que huían de la Revolución francesa. Mantuvo relaciones con Astarloa, Peñaflorida, Samaniego, Vargas Ponce y Juan Bautista Agirre, entre otras figuras de la época. También estuvo con Humboldt, cuando el investigador alemán visitó Euskal Herria. Fue amigo de Añibarro y, entre ambos, fijaron las bases del euskara vizcaino literario, aunque Mogel había escrito sus primeros libros en dialecto guipuzcoano.

Sus obras más destacadas son la siguientes: