El príncipe Bonaparte

Se hizo presente en la literatura en lengua vasca a mediados del siglo XIX, un momento especialmente crítico, por una parte, porque la influencia de Larramendi se estaba debilitando y, por otra, porque las órdenes religiosas, después de ser expulsadas, no terminaban de reasentarse en el país. Gracias a Bonaparte, el movimiento literario en lengua vasca volvió a relanzarse. En esta tarea, junto al príncipe, participaron muchos y destacados autores, entre los que destacan Jean Duvoisin (1810-1969), el sacerdote Intsauspe (1816-1902), Jose Antonio Uriarte (1812-1869) y Klaudio Otaegi (1863-1890).