EU | ES | FR | EN
Facebook Twitter Vimeo Youtube
Euskal Idazleen Elkartea

Joseba Aurkenerena Barandiaran > Extractos

Ensayo

2006 A través de Iparralde/Prólogo | Gero

Saludos lector, este libro que tienes entre manos es el seguimiento cronológico del libro Iparraldeko kronikak (Crónicas del Norte de Euskal Herria) que publiqué en 2003. Han pasado ya diez años desde que vine desde Gipuzkoa al norte de los vascos y desde entonces he llevado a las páginas de este libro algunas de las vivencias que he tenido. Cuando se publicó el primer libro, un crítico, viendo que el meollo del libro se centraba en las actividades culturales y en las fiestas, escribió que bebía del folklore y de una sociedad que estaba a punto de desaparecer.

Mi intención, tanto con el primero como con este segundo libro, es diametralmente otra. En la actualidad, aunque conocemos multitud de cosas del exterior, otras muchas de casa nos resultan del todo desconocidas; y es eso mismo, lo que en mi opinión ocurre a muchos de los habitantes de Hegoalde (parte sur de Euskal Herria) con respecto a Iparralde. Saber, lo saben; conocer; lo conocen, pero están llenos de tópicos. He querido por medio de estas lecturas en forma de crónica, explicar el modo de vida en Iparralde, la supervivencia diaria; recordando los verdaderos lugares, actividades, personas reales, ... La única excepción es la crónica de título Urruñatik Bartzelonara (De Urruña a Barcelona) pues en ella cuento el viaje hecho a la capital de Cataluña, eso sí, examinada desde el punto de vista de los vascos.

El crítico al que antes he citado decía que lo que reflejaba en estas crónicas era folklore, y yo, en cambio, pienso que numerosas acciones en Iparralde relacionadas con el canto, con la danza o la identidad vasca, las deberíamos meter dentro de la lucha consciente o del inconsciente contra la globalización y la uniformización. En la Euskal Herria bajo administración del gobierno francés existe un vértigo, un miedo inconsciente, a desaparecer del mapa de los pueblos y de las culturas. Debido a eso, la parte activa de los habitantes de allí, toman parte activa en todas las actividades culturales con gran sentimiento y pasión, para ahuyentar sus miedos, para calmar su herida identidad. No, no es folklore, de ningún modo, sino un camino de resistencia, la revuelta colectiva de un pueblo que no quiere desaparecer, el deseo de una sociedad que se resiste a morir.

Y este sentimiento permanece vivo, tanto en Lapurdi como en la Baja Navarra y también en Zuberoa, tanto en los que mantienen el euskera como en los que lo han perdido. No es un movimiento organizado, y no está unido a ninguna sigla política. Está a la vista que los nacionalistas aplican la resistencia consciente con el fin de garantizar el futuro, pero también es verdad, que fuera de los nacionalistas, los ciudadanos de un amplio espectro político mantienen una resistencia inconsciente. Ser o no ser, esa es hoy día la verdadera clave aquí en la parte norte de los vascos. El crítico decía que reflejaba una sociedad a punto de desaparecer, ¡pudiera ser! ¿Quién sabe? Desaparecer o permanecer, esa es la clave del futuro. Y en Iparralde los vascos muestran su deseo a favor de perdurar. Sin embargo, tenemos la necesidad de cambiar para perdurar, necesidad de cambios que se produzcan poco a poco. Es absolutamente necesario que florezcan nuevos brotes sin perder las raíces. Y a eso nadie se niega. Negarse al cambio sería hacer folklore, por el contrario, allanar el camino hecho aceptando los cambios sin apartar las raíces es una resistencia cultural. Esa es la diferencia entre ambas.

Para muchos de los que viven en la parte sur eso es Iparralde (la parte norte), el pasado, el folklore, el exotismo... Y mediante estas crónicas he querido explicarles lo equivocados que están. Sí que hay en Iparralde quienes hacen folklore para hacerse con el turismo y así ganar cuatro duros, o mejor dicho, quienes se valen del folklore, pero hay otros ciudadanos que tienen profundamente enraizada la pasión por aferrarse a nuestra cultura, y es esa misma la que he querido explicar de un modo minúsculo en estas veinticuatro crónicas. Que lo haya o no logrado, tú deberás juzgarlo lector.

He escrito este libro porque creo firmemente en el futuro de Euskal Herria en libertad, esto es, de un futuro opulento de una Navarra completa. Es un libro que he hecho empujado por el corazón y con la intención de allanar el camino a nuestros descendientes. Te quiero Euskal Herria, te quiero como se quieren a las madres, con ternura, pasión y agradecimiento. ¡Que el futuro nos de la oportunidad de conocer el gran día!
2011 Euskal Idazleen Elkartea
Zemoria kalea 25 · 20013 Donostia (Gipuzkoa)
Tel.: 943 27 69 99 - Fax.: 943 27 72 88
eie@idazleak.eus

iametza interaktiboak garatuta