EU | ES | FR | EN
Facebook Twitter Vimeo Goear Scribd
Euskal Idazleen Elkartea

Breve historia de la literatura vasca

El siglo veinte cabe dividirlo en dos periodos: el anterior a la guerra del 36 y el de la consiguiente posguerra. En realidad, el primero tendría su inicio a finales del siglo XIX, dando pie a lo que se llamó Pizkundea (Renacimiento), movimiento que fue extendiéndose paulatinamente hasta hacer del periodo uno de los más fructíferos de nuestra literatura. Hasta 1936 se publicaron unos 300 libros, y alrededor de la literatura surgieron festivales y concursos a todo lo largo y ancho del país.

En el País Vasco continental, al norte del Bidasoa, y alrededor del movimiento literario impulsado por Eskualtzaleen Biltzarra y otros, surgieron revistas como Eskualduna y Gure Herria. Su literatura era de carácter popular y muy práctico. De entre sus cultivadores citaríamos a los siguientes: Jean Barbier (1875-1931), Jean Etxepare (1877-1935), Martin Landerretxe (1842-1930), Jean Saint-Pierre (1884-1951) y Julio Moulier “Oxobi” (1888-1958).

Al sur del Bidasoa, la cultura vasca encontró un terreno aún más fértil. Surgieron asociaciones y grupos culturales por doquier, así como numerosas revistas. Esta actividad es, sin duda, el elemento más característico de este periodo.

En ese ambiente tuvieron lugar en Hendaya a principios de siglo los encuentros para discutir sobre la grafía unificada, sin éxito. En 1919 se creaba Euskaltzaindia (Academia de la Lengua Vasca) que volverá sobre el tema, si bien pasados unos años. La cuestión se retomó en 1968, en lo que se vino a llamar "las reuniones de Arantzazu".

En aquel principio de siglo casi toda la literatura vasca caminó por las sendas marcadas bien por Sabino Arana-Goiri o bien por R. M. Azkue. El interés por la literatura fue creciendo a lo largo y ancho del país. En 1907, Julio Urkijo creaba la RIEV, “Revista Internacional de Estudios Vascos”. Esta publicación, además de atraer hacia sus páginas a muchos talentos, puso al alcance del público las obras de algunos de los clásicos de antaño, casi perdidas.

Destaca la labor de Gregorio Mugika en pro de las publicaciones Euskal Esnalea (1908-1918) y Euskalerriaren alde (1911-1931). En esa última colaborarían Domingo Agirre, Arturo Campión, Karmelo Etxegarai y Julio Urkijo, entre otros.

En este contexto, el año 1921 se alcanzaría el cénit en cuanto a la publicación de revistas. De esa época son, entre otras, Zeruko Argia (Iruñea, 1919), Euskara (Bilbao, 1920), Argia (Donostia, 1921), Arantzazu (1921), Gure Herria (Baiona, 1921), Eusko Folklore (Donostia, 1921), Eusko-Deia (1921), Kaiku (1921), Gure Misiolaria (1924), Vida Vasca (1924) y el Bulletin du Musée Basque (Baiona, 1924). Este florecimiento de publicaciones periódicas se prolongaría hasta 1930.

Idazleak Ikastetxeetan
Liburuak Gozagarri 2017
uberan.eus
Literatur Jarduerak
2011 Euskal Idazleen Elkartea
Zemoria kalea 25 · 20013 Donostia (Gipuzkoa)
Tel.: 943 27 69 99
eie@idazleak.eus

iametza interaktiboak garatuta